Dichosos…


El siervo dichoso
septiembre 12, 2008, 3:26 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , , ,

Dichosos los siervos a quienes su señor encuentre pendientes de su llegada. Créanme que se ajustará la ropa, hará que los siervos se sienten a la mesa, y él mismo se pondrá a servirles.
Lucas 12:37

El orgullo y la altivez de muchos ha logrado que la palabra siervo tenga una connotación negativa. Muchas personas creen que por servir a otros pierden dignidad y status. Todo esto no es más que otra de las grandes mentiras del adversario, que ha logrado que sus engaño sea aceptado como una gran verdad.

La gran verdad es muy diferente. La gran verdad es que no existe nada más importante que servir al prójimo. Ya el Señor Jesús lo aclaró muy bien cuando indicó que « el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor » y « el Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir ». ¿Crees que haga falta buscar un mejor ejemplo?

El servicio produce dicha y satisfacción de haber cumplido la encomienda que nos ha dejado nuestro Señor. Nuestro servicio a Dios será retribuido con infinitas creces por Dios mismo. ¿Podrá existir mayor y mejor retribución? Lo dudo.

Dedícate al servicio y disfruta de la dicha que Dios concede a quienes le sirven de corazón. 

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.

Visita http://palabradevida.wordpress.com y

http://pacifista.wordpress.com



Dichosos en el servicio
septiembre 4, 2008, 7:31 am
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , ,

¡Dichoso aquel a quien tú escoges,
al que atraes a ti para que viva en tus atrios!
Saciémonos de los bienes de tu casa,
de los dones de tu santo templo.
Salmos 65:4

No existe actividad más agradable y más llena de satisfacciones que servir al Señor. Especialmente cuando hemos sido llamados para ello. Todos tenemos la potencialidad de ser llamados al servicio de Dios. No todos somos llamados al servicio al mismo tiempo o en el mismo lugar o para la misma tarea por varias razones.

Una de ellas puede ser que no estemos preparados y listos para el servicio. Muchos caen en el error de creer que por haber tenido una emotiva experiencia espiritual ya están perfectamente capacitados para dedicarse a la obra. Esta es una posición riesgosa que puede llevarnos al fracaso ministerial. Ya lo dijo el profeta Oseas, por falta de conocimiento mi pueblo ha sido destruido.

Otra razón es que Dios tiene un plan. Nosotros formamos parte de ese plan pero nuestra participación dentro del plan se hará cuando nos corresponda y cuando Dios lo indique. Busquemos siempre la dirección de Dios para estas cosas y nunca nos irá mal.

Otra razón puede ser que no estemos espiritualmente maduros para enfrentar los retos que presenta el servicio a Dios. Crezcamos espiritualmente cada día y pronto recibiremos el llamado y estaremos listos para responder.

Dios quiera que tú pronto estés disfrutando la dicha del servicio a Dios.

 

Nueva Versión Internacional
International Bible Society.
Copyright © 1999