Dichosos…


El siervo dichoso
septiembre 12, 2008, 3:26 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , , ,

Dichosos los siervos a quienes su señor encuentre pendientes de su llegada. Créanme que se ajustará la ropa, hará que los siervos se sienten a la mesa, y él mismo se pondrá a servirles.
Lucas 12:37

El orgullo y la altivez de muchos ha logrado que la palabra siervo tenga una connotación negativa. Muchas personas creen que por servir a otros pierden dignidad y status. Todo esto no es más que otra de las grandes mentiras del adversario, que ha logrado que sus engaño sea aceptado como una gran verdad.

La gran verdad es muy diferente. La gran verdad es que no existe nada más importante que servir al prójimo. Ya el Señor Jesús lo aclaró muy bien cuando indicó que « el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor » y « el Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir ». ¿Crees que haga falta buscar un mejor ejemplo?

El servicio produce dicha y satisfacción de haber cumplido la encomienda que nos ha dejado nuestro Señor. Nuestro servicio a Dios será retribuido con infinitas creces por Dios mismo. ¿Podrá existir mayor y mejor retribución? Lo dudo.

Dedícate al servicio y disfruta de la dicha que Dios concede a quienes le sirven de corazón. 

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.

Visita http://palabradevida.wordpress.com y

http://pacifista.wordpress.com

Anuncios


Dichosos por la justicia
agosto 27, 2008, 9:56 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Hija de Babilonia, que has de ser destruida,
¡dichoso el que te haga pagar
por todo lo que nos has hecho! 
¡Dichoso el que agarre a tus pequeños
y los estrelle contra las rocas!
Salmos 137:8-9

Este inquietante texto pareciera un clamor de venganza y odio. Choca con el contexto de los mensajes de alabanza, adoración, edificación y motivación que constituyen el libro de los salmos.

Si nos dejamos llevar por la primera impresión, que no siempre es la que vale, buscaríamos entenderlo a la luz de nuestra propia experiencia y de nuestra propia naturaleza. De aquí que lo más parecido con lo que lo podamos relacionar sea con nuestras imperfectas emociones y sentimientos primitivos.

No obstante, si lo enfocamos desde el punto de vista espiritual, nos encontramos con que el salmista simplemente expresa su acuerdo, satisfacción y aprobación por lo que sabe le ocurrirá a Babilonia cuando se cumpla el juicio anunciado por Dios, no tanto por lo que le hicieron al pueblo de Dios, sino por sus muchas hechicerías y encantamientos.

La dicha entonce surge por comprensión del justo juicio sobre el enemigo. Es por justicia y no por venganza.  ¿Tienes ansias de justicia? La dicha será tu recompensa.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.