Dichosos…


La dicha de la corrección
octubre 4, 2008, 10:49 am
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Dichoso aquel a quien tú, Señor, corriges;
aquel a quien instruyes en tu ley, 
para que enfrente tranquilo los días de aflicción
mientras al impío se le cava una fosa.
Salmos 94:12-13

Otro de los secretos de la dicha del cristiano es que éste se halla bajo la corrección de Dios. El Padre instruye a sus hijos con sabiduría en la manera como deben comportarse para honrar con su ejemplo a su Padre celestial. El cristiano se porta bien para agradar a Dios y no para ganar salvación. Ya el asunto de la salvación fue solucionado por Jesucristo mediante su muerte redentora. A esta obra de salvación no hace falta agregarle más por cuanto es completa, suficiente y definitiva.

Si queremos agradar a Dios debemos mantenernos en el camino de justicia. Si nos desviamos, la amorosa mano de Dios nos corregirá para encauzarnos de nuevo en la senda correcta. El resultado es nuestra santificación y crecimiento espiritual. Como bono recibimos la tranquilidad y la paz en medio de la tormenta y la aflicción. Este beneficio no lo pueden disfrutar los impíos quienes bajan al sepulcro sin esperanza.

Deléitate cuando estés bajo la corrección de Dios.

 

Nueva Versión Internacional (NVI) Copyright © 1999 by International Bible Society.
Anuncios


Los sabios dichosos
septiembre 7, 2008, 8:13 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , ,

Dichoso el que halla sabiduría,
el que adquiere inteligencia. 
Porque ella es de más provecho que la plata
y rinde más ganancias que el oro. 
Es más valiosa que las piedras preciosas:
¡ni lo más deseable se le puede comparar!

Proverbios 3:13-15

Ya lo hemos dicho y lo repetimos, el fundamento de la dicha no son las riquezas. El fundamento de la dicha es la sabiduría. Estoy hablando de la verdadera sabiduría, la que viene de lo alto, la que nos acerca a Dios y nos enseña la obediencia y el respeto hacia él. No la sabiduría mundana que es mero conocimiento y aparente sentido común y racionalidad que cambia tan a menudo que nos ha hecho llegar al desastre de postmodernismo y sus ambigüedades.

Lamentablemente el mundo ha tratado de alcanzar la sabiduría mediante la filosofía. Algo muy somero ha conseguido mas la filosofía es incapaz de llevarnos a la verdadera sabiduría por cuanto esta sólo puede provenir de Dios y muy pocos filósofos creen en él y mucho menos lo buscan.

Gracias a Dios que tenemos su palabra, la cual es muy efectiva para llevarnos al verdadero conocimiento y la perfecta sabiduría.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.



El hombre dichoso

Dichoso el hombre
que no sigue el consejo de los malvados,
ni se detiene en la senda de los pecadores
ni cultiva la amistad de los blasfemos, 
sino que en la ley del Señor se deleita,
y día y noche medita en ella.
Salmos 1:1-2

Aquí está uno de los secretos del éxito de un hijo de Dios, la santificación. Santificación no significa que me van a salir un par de alas en la espalda y que mi cabeza se verá de pronto coronada con una aureola y que mis manos permanecerán unidas todo el tiempo en gesto de recogimiento y oración y que mi cara lucirá una expresión de “yo no fui”.

Santificación significa apartarse del mal para estar permanentemente en el camino que a Dios le agrada, el camino que nos lleva hasta él. Si tenemos a nuestra disposición la palabra de Dios, ¿para qué buscar el consejo de personas mal intencionadas? Si tenemos por delante un camino que nos conduce a Dios, ¿por qué tomar la senda de quienes desean estar alejados de Dios? Si estamos llenos de agradecimiento y alabanza a Dios por todas las bendiciones que hemos recibido de parte de él, ¿por qué unirnos a quienes tienen por costumbre y diversión maldecir y burlarse de Dios?

La dicha del hombre está en conocer, meditar y deleitarse en la palabra de Dios. De ella recibimos sabiduría y conocimiento que es mejor que poseer todas las riquezas del mundo.

 

Nueva Versión Internacional
International Bible Society.
Copyright © 1999 


La reina dichosa
agosto 14, 2008, 2:41 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , , ,

¡Dichosos tus súbditos! ¡Dichosos estos servidores tuyos, que constantemente están en tu presencia bebiendo de tu sabiduría!
1 Reyes 10:8 y 2 Crónicas 9:7

La reina de Sabá, rico reino que existió antiguamente en lo que hoy es Etiopía y posiblemente Yemen, quedó gratamente impresionada con lo que observó durante su visita a la corte del Rey Salomón. Ella había ido allí con el propósito de poner a prueba al famoso rey para ver si era verdad lo que la gente decía acerca de su incomparable sabiduria.

Al poder constatar la sabiduría del gobernante y  admirar la magnificencia del palacio que él había construido, y al ver los manjares de su mesa, los asientos que ocupaban sus funcionarios, el servicio y la ropa de los camareros, las bebidas, y los holocaustos que ofrecía en el templo día tras día la reina sintió tal emoción y dicha que no le quedó otra salida que exclamar: ¡Dichosos tus súbditos! ¡Dichosos estos servidores tuyos, que constantemente están en tu presencia bebiendo de tu sabiduría!

Para la reina de Sabá, estar en la presencia del rey diariamente alimentándose y disfrutando de su sabiduría sería el estado perfecto de la dicha humana.

¿Se imaginan como será cuando estemos ante la presencia del Rey de reyes por la eternidad?

 

Nueva Versión Internacional
International Bible Society.
Copyright © 1999