Dichosos…


El rey dichoso
septiembre 4, 2008, 9:41 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , , , , ,

Que su nombre perdure para siempre;
que su fama permanezca como el sol.
Que en su nombre las naciones
se bendigan unas a otras;
que todas ellas lo proclamen dichoso.

Salmos 72:17

Aunque a primera vista este salmo del Rey David luce como una solicitud de fama, bienestar, riqueza y prosperidad; en realidad él está simplemente pidiendo lo que por justicia le corresponde.

Como rey, David tiene una gran responsabilidad, la cual es gobernar al pueblo de Dios con justicia y autoridad. Es Dios quien exigirá de él la rendición de cuentas que debe presentar por el uso que haya hecho de los privilegios y beneficios que conlleva dicho nombramiento.

David se acerca a su Señor para reclamar la ayuda de Dios necesaria para vencer el difícil reto de gobernar a un pueblo rebelde y murmurador. Él simplemente se limita a exigir el éxito de su gestión administrativa y la bendición de sus súbditos.

Al igual que David, a nosotros Dios nos ha asignado tareas y responsabilidades cuyo cumplimiento conlleva retos y dificultades. Es sólo con su ayuda que podremos sacar adelante las tareas y cumplir los objetivos. No importa si eres el rey o el menor funcionario de la corte. Tienes una tarea que cumplir con unos estándares de calidad que alcanzar y no lo podrás hacer por ti mismo. Dios te dará todo lo que necesites para alcanzar el éxito pero debes acudir a él para que te lo conceda.



El pueblo dichoso
agosto 28, 2008, 7:37 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , ,

¡Dichoso el pueblo que recibe todo esto!
¡Dichoso el pueblo cuyo Dios es el Señor!
Salmos 144:15

Para culminar la doce docenas de salmos al salmista (y al Espíritu Santo) le parece conveniente expresar su gozo mediante esta bienaventuranza: “Dichoso el pueblo…” Pueblo que sigue al Señor es pueblo que goza de fecundidad, de prosperidad y de paz.

Y entonces nos preguntamos ¿Por qué nuestros pueblos latinoamericanos se encuentran en el lamentable estado en que han caído? Sólo puede haber una respuesta. Estos pueblos le han dado la espalda a Dios y se han vuelto a los ídolos y los falsos dioses.

Es nuestro deber hacerles ver esto, que se den cuenta del gran error que han cometido, que se den cuenta que es necesario recapacitar y arrepentirse y buscar a Dios mientra él pueda ser hallado. Esto hay que hacerlo aun a costa de que nos rechacen y nos vituperen, como hicieron otros pueblos con los profetas que Dios les envió.

Si queremos la dicha del pueblo, tenemos que hablar las cosas como son, sin tapujos pero con amor y compasión por un mundo que se pierde. Hagamos esto y pronto veremos a un pueblo dichoso.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.



Los obedientes dichosos
agosto 26, 2008, 7:57 am
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Dichosos todos los que temen al Señor,
los que van por sus caminos. 
Lo que ganes con tus manos, eso comerás;
gozarás de dicha y prosperidad. 
En el seno de tu hogar,
tu esposa será como vid llena de uvas;
alrededor de tu mesa,
tus hijos serán como vástagos de olivo. 
Tales son las bendiciones
de los que temen al Señor.
Salmos 128:1-4

Cuando la palabra de Dios habla acerca del temor al Señor se refiere a la actitud de respeto y obediencia que debemos asumir ante quien posee la absoluta y total autoridad y majestad sobre la creación y no a un estado emocional de miedo o terror hacia alguien que representa un peligro para nuestras vidas.

Vivir en el temor al Señor es también un fundamento de la dicha por cuanto Dios concede bendiciones sin límite a quienes se identifican con él y obedecen sus preceptos. Los caminos de Dios están llenos de bendiciones. Estas bendiciones alcanzarán a tu familia y a tus negocios y todo lo que acometas será prosperado.

No hay mayor dicha que la de formar parte del equipo ganador de los que aman a Dios.

 

Nueva Versión Internacional
International Bible Society.
Copyright © 1999 


Dicha en la confianza
agosto 16, 2008, 11:39 am
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , ,

El que atiende a la palabra, prospera.
¡Dichoso el que confía en el Señor!
Proverbios 16:20

El camino para encontrar la dicha perfecta de Dios en nuestras vidas está en la lectura diaria de la palabra de Dios. No tan sólo en la lectura sino en la puesta en práctica de las instrucciones y enseñanzas que se presentan en ella.

La promesa es de prosperidad para aquellos que ponen atención y ponen en práctica la palabra de Dios. Aún más que prosperidad, el que atiende la palabra de Dios recibe la dicha.

¿Quieres ser dichoso? Ya sabes como. Confía en el Señor.

 

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.