Dichosos…


La esperanza del dichoso
septiembre 19, 2008, 10:10 am
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , , ,

Por eso el Señor los espera, para tenerles piedad;
por eso se levanta para mostrarles compasión.
Porque el Señor es un Dios de justicia.
¡Dichosos todos los que en él esperan!
Isaías 30:18

La compasión y la misericordia de Dios son algo realmente maravilloso. Cuando las analizamos estrictamente desde el punto de vista de la razón humana nos encontramos con que no podemos darle una explicación racional. Es algo que va mucho más allá de nuestra comprensión. El hecho de que no entendamos estas acciones de Dios no significa que no sean reales y ciertas.

La maravillosa realidad es que Dios siempre aguarda por nosotros. Si estamos alejados de él, él nos espera con ansia que regresemos a su lado como el padre del hijo pródigo. Su compasión siempre está disponible y lista para cubrirnos de perdón por muy mal que nos hayamos portado.

La obra de nuestro Señor Jesucristo en la cruz del calvario es poderosa y suficiente para cumplir con todos los requisitos de la justicia con relación a nuestras faltas y está disponible para nosotros, tan sólo con acercarnos a Dios con corazones arrepentidos.

Por eso, el hijo de Dios es dichoso. Todos los que hemos puesto nuestra esperanza en Dios somos dichosos y nadie ni nada nos podrá apartar del amor de Dios.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.

Visita http://palabradevida.wordpress.com y http://pacifista.wordpress.com



El perdonado dichoso
agosto 29, 2008, 8:30 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Dichoso aquel
a quien se le perdonan sus transgresiones,
a quien se le borran sus pecados. 
Dichoso aquel
a quien el Señor no toma en cuenta su maldad
y en cuyo espíritu no hay engaño.
Salmos 32:1-2

He aquí uno de los más importantes fundamentos de la dicha del hijo de Dios, el haber recibido el perdón.

Dado que el pecado es lo que nos separa de Dios, el haber recibido el perdón por esos pecados es lo que ahora nos permite estar en relación con él. Sin una relación con Dios no puede haber dicha por lo que el perdón de nuestras faltas es fundamental para lograr este bendecido estado.

Cabe destacar igualmente que la palabra es enfática en señalar que los pecados son borrados por lo que nunca más podrán ser usados en contra nuestra ni debemos sentirnos culpables por algo que ya fue perdonado y totalmente expurgado de nuestra hoja de vida.

Existe, sin embargo, un ser espiritual que tiene por costumbre y oficio el estar recordándonos estas pasadas fallas con el fin de hacernos sentir culpables y erosionar nuestra confianza en el perdón de Dios. En estas circunstancias, a ese despreciable ser sólo se le puede incapacitar recordándole su futuro no muy lejano que es el lago de fuego.

No permitas que te roben tu dicha. Puedes ser dichoso porque has sido perdonado.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.



El camino de los dichosos
agosto 23, 2008, 6:11 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Dichosos los que van por caminos perfectos,
los que andan conforme a la ley del Señor. 
Dichosos los que guardan sus estatutos
y de todo corazón lo buscan.
Salmos 119:1-2

He aquí más información acerca de las claves de la dicha. No es una coincidencia que el capítulo más largo de toda la Biblia comience explicando quienes son las personas dichosas. Sí, el mismo capítulo que exalta de mil maneras la palabra de Dios se inicia con dos bienaventuranzas. (En algunas versiones de la Biblia la palabra original en griego de dichoso “makarios” se traduce como bienaventurado)

La primera se refiere a quienes transitan caminos perfectos conforme a la ley de Dios. La segunda bienaventuranza nos habla de quienes buscan de todo corazón a Dios y guardan sus estatutos. Todas estas cosas forman parte y son parte de la clave de ser un persona dichosa.

Andar por el camino perfecto es seguir los pasos de Jesucristo. Es vivir la vida de acuerdo a sus enseñanzas y siempre buscar su aprobación en todo lo que decimos y hacemos. Para esto se requiere someternos a la dirección de Dios. Buscar a Dios de todo corazón nos habla de sinceridad y honestidad en nuestras vidas delante de Dios y los hombres. Para esto se requiere un corazón limpio, regenerado por el perdón obtenido mediante la obra de Cristo en la cruz del Calvario.

En otras palabras, para ser dichoso se requiere haber recibido a Jesucristo como Salvador y Señor de nuestra vida. Para mayor información ver aquí: http://palabradevida.wordpress.com/oracion-de-fe/

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.