Dichosos…


La esperanza del dichoso
septiembre 19, 2008, 10:10 am
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , , ,

Por eso el Señor los espera, para tenerles piedad;
por eso se levanta para mostrarles compasión.
Porque el Señor es un Dios de justicia.
¡Dichosos todos los que en él esperan!
Isaías 30:18

La compasión y la misericordia de Dios son algo realmente maravilloso. Cuando las analizamos estrictamente desde el punto de vista de la razón humana nos encontramos con que no podemos darle una explicación racional. Es algo que va mucho más allá de nuestra comprensión. El hecho de que no entendamos estas acciones de Dios no significa que no sean reales y ciertas.

La maravillosa realidad es que Dios siempre aguarda por nosotros. Si estamos alejados de él, él nos espera con ansia que regresemos a su lado como el padre del hijo pródigo. Su compasión siempre está disponible y lista para cubrirnos de perdón por muy mal que nos hayamos portado.

La obra de nuestro Señor Jesucristo en la cruz del calvario es poderosa y suficiente para cumplir con todos los requisitos de la justicia con relación a nuestras faltas y está disponible para nosotros, tan sólo con acercarnos a Dios con corazones arrepentidos.

Por eso, el hijo de Dios es dichoso. Todos los que hemos puesto nuestra esperanza en Dios somos dichosos y nadie ni nada nos podrá apartar del amor de Dios.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.

Visita http://palabradevida.wordpress.com y http://pacifista.wordpress.com

Anuncios


El caminante dichoso
septiembre 9, 2008, 9:46 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , , , , ,

Dichosos los que saben aclamarte, Señor,
y caminan a la luz de tu presencia; 
los que todo el día se alegran en tu nombre
y se regocijan en tu justicia. 
Porque tú eres su gloria y su poder;
por tu buena voluntad aumentas nuestra fuerza.
Salmos 89:15-17

Las bases emocionales de la dicha son la alegría y el regocijo. Pero no cualquier clase de alegría ni cualquier clase de regocijo. La alegría de la cual hablamos es una alegría especial. Es una emoción agradable que surge de la relación que mantenemos con Dios. La presencia de Dios es la razón de esta alegría y no hay nada que se le compare.

Por otro lado está esa ansia fundamental de todo ser humano que se conoce con el nombre de justicia. El saber que Dios, la fuente de la justicia, nos conoce y nos trata como hijos suyos, es motivo de regocijo. Es saber que formamos parte del equipo ganador, de quienes hacen las cosas bien, como debe ser.

Saber que todo lo podemos, que formamos parte del plan de Dios, que somos creaturas especiales, que tenemos una capacidad especial para enfrentar las vicisitudes de la vida, que estamos especialmente protegidos y que Dios vive en nuestro corazón, todo esto es la base de nuestra dicha.



El rey dichoso
septiembre 4, 2008, 9:41 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , , , , ,

Que su nombre perdure para siempre;
que su fama permanezca como el sol.
Que en su nombre las naciones
se bendigan unas a otras;
que todas ellas lo proclamen dichoso.

Salmos 72:17

Aunque a primera vista este salmo del Rey David luce como una solicitud de fama, bienestar, riqueza y prosperidad; en realidad él está simplemente pidiendo lo que por justicia le corresponde.

Como rey, David tiene una gran responsabilidad, la cual es gobernar al pueblo de Dios con justicia y autoridad. Es Dios quien exigirá de él la rendición de cuentas que debe presentar por el uso que haya hecho de los privilegios y beneficios que conlleva dicho nombramiento.

David se acerca a su Señor para reclamar la ayuda de Dios necesaria para vencer el difícil reto de gobernar a un pueblo rebelde y murmurador. Él simplemente se limita a exigir el éxito de su gestión administrativa y la bendición de sus súbditos.

Al igual que David, a nosotros Dios nos ha asignado tareas y responsabilidades cuyo cumplimiento conlleva retos y dificultades. Es sólo con su ayuda que podremos sacar adelante las tareas y cumplir los objetivos. No importa si eres el rey o el menor funcionario de la corte. Tienes una tarea que cumplir con unos estándares de calidad que alcanzar y no lo podrás hacer por ti mismo. Dios te dará todo lo que necesites para alcanzar el éxito pero debes acudir a él para que te lo conceda.



Dichosos por la justicia
agosto 27, 2008, 9:56 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Hija de Babilonia, que has de ser destruida,
¡dichoso el que te haga pagar
por todo lo que nos has hecho! 
¡Dichoso el que agarre a tus pequeños
y los estrelle contra las rocas!
Salmos 137:8-9

Este inquietante texto pareciera un clamor de venganza y odio. Choca con el contexto de los mensajes de alabanza, adoración, edificación y motivación que constituyen el libro de los salmos.

Si nos dejamos llevar por la primera impresión, que no siempre es la que vale, buscaríamos entenderlo a la luz de nuestra propia experiencia y de nuestra propia naturaleza. De aquí que lo más parecido con lo que lo podamos relacionar sea con nuestras imperfectas emociones y sentimientos primitivos.

No obstante, si lo enfocamos desde el punto de vista espiritual, nos encontramos con que el salmista simplemente expresa su acuerdo, satisfacción y aprobación por lo que sabe le ocurrirá a Babilonia cuando se cumpla el juicio anunciado por Dios, no tanto por lo que le hicieron al pueblo de Dios, sino por sus muchas hechicerías y encantamientos.

La dicha entonce surge por comprensión del justo juicio sobre el enemigo. Es por justicia y no por venganza.  ¿Tienes ansias de justicia? La dicha será tu recompensa.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.



Los justos dichosos
agosto 21, 2008, 7:42 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , ,

Dichosos los que practican la justicia
y hacen siempre lo que es justo.
Salmos 106:3

Justicia, según el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia es una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece. El concepto implica la ausencia de preferencias o discriminación. Es, en realidad, una virtud poco común.

El problema para las seres humanos es que aunque la deseemos con pasión, nuestros intereses personales prevalecen y nos impiden practicar una verdadera justicia. Nuestra naturaleza imperfecta se interpone e impide la correcta aplicación de la justicia en nuestras vidas.

Ante tal frustración y conflicto existencial el alma solo puede resolver la situación buscando al autor de la justicia y dejándose guiar por el Espíritu de Dios. Al resolverse el conflicto queda la satisfaccion y la dicha de haber actuado correctamente. Sin justicia no hay dicha, sin Dios no hay justicia.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.



Los hijos dichosos
agosto 20, 2008, 12:00 am
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Justo es quien lleva una vida sin tacha;
¡dichosos los hijos que sigan su ejemplo!
Proverbios 20:7

Que dicha para los hijos contar con un padre justo y sin tacha. Él es motivo de orgullo para ellos y también garantía y seguridad que siempre serán tratados con justicia y equidad. Sus hijos están motivados a seguir su ejemplo y a convertirse en ciudadanos de primera, responsables y ejemplares, como su padre.

Esa justicia, sin embargo, no la obtiene el padre por sus propios medios sino que la recibe de aquel que se la ganó viviendo una vida absolutamente libre de pecado y de fallas. El que sigue a Jesucristo lleva sobre si la justicia que Cristo obtuvo en la cruz del Calvario.

Acércate al Señor Jesús y podrás recibir tú también esa justicia perfecta y serás ejemplo digno a seguir para tus hijos.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.