Dichosos…


La dicha del llanto
junio 2, 2009, 1:28 pm
Filed under: Bienaventuranzas | Etiquetas: , , , , ,

Dichosos los que lloran,
porque serán consolados

Mateo 5:4

 

Llanto. Llorar es  lo primero que hacemos todos los seres humanos tan pronto salimos del vientre de nuestras madres. El llanto es una emoción incontrolable que nos desahoga. Se puede hasta llorar de alegría aunque lo más común es que se llore por un fuerte dolor o a causa de una profunda tristeza. Dependiendo del temperamento, a unos se nos hace mas fácil llorar que a otros. Culturalmente se nos ha inculcado que los hombre no deben llorar y ésto ha sido motivo de graves consecuencias en nuestra salud al no permitirle un escape o  salida a nuestras emociones. Esas emociones reprimidas luego se somatizan y producen graves enfermedades.

Es bueno llorar. Cuando llegamos al punto de tener que desahogar nuestro dolor mediante el llanto,  es bueno también  tener un brazo amigo sobre nuestros hombros que nos consuele y nos devuelva la tranquilidad y el equilibrio que tanto ansiamos.

El Espíritu Santo de Dios cumple esa función vital en nuestras vidas.  Él es el Consolador que vino al mundo a devolvernos la paz y el contentamiento. Él nos guía a la aceptación de todo lo que nos sucede aun cuando parezca ser no conveniente. Recordemos que para los que amamos a Dios, todas las cosas han sido dispuestas para nuestro bien.

Si estás en una situación en la cual las lágrimas humedecen con mucha frecuencia tus ojos, recuerda que el Espíritu de Dios quiere consolarte. Acude a él. La dicha que sólo Dios puede conceder será para ti. Serás en verdad  una persona dichosa.

Anuncios


El siervo dichoso
septiembre 12, 2008, 3:26 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , , ,

Dichosos los siervos a quienes su señor encuentre pendientes de su llegada. Créanme que se ajustará la ropa, hará que los siervos se sienten a la mesa, y él mismo se pondrá a servirles.
Lucas 12:37

El orgullo y la altivez de muchos ha logrado que la palabra siervo tenga una connotación negativa. Muchas personas creen que por servir a otros pierden dignidad y status. Todo esto no es más que otra de las grandes mentiras del adversario, que ha logrado que sus engaño sea aceptado como una gran verdad.

La gran verdad es muy diferente. La gran verdad es que no existe nada más importante que servir al prójimo. Ya el Señor Jesús lo aclaró muy bien cuando indicó que « el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor » y « el Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir ». ¿Crees que haga falta buscar un mejor ejemplo?

El servicio produce dicha y satisfacción de haber cumplido la encomienda que nos ha dejado nuestro Señor. Nuestro servicio a Dios será retribuido con infinitas creces por Dios mismo. ¿Podrá existir mayor y mejor retribución? Lo dudo.

Dedícate al servicio y disfruta de la dicha que Dios concede a quienes le sirven de corazón. 

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.

Visita http://palabradevida.wordpress.com y

http://pacifista.wordpress.com



El caminante dichoso
septiembre 9, 2008, 9:46 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , , , , ,

Dichosos los que saben aclamarte, Señor,
y caminan a la luz de tu presencia; 
los que todo el día se alegran en tu nombre
y se regocijan en tu justicia. 
Porque tú eres su gloria y su poder;
por tu buena voluntad aumentas nuestra fuerza.
Salmos 89:15-17

Las bases emocionales de la dicha son la alegría y el regocijo. Pero no cualquier clase de alegría ni cualquier clase de regocijo. La alegría de la cual hablamos es una alegría especial. Es una emoción agradable que surge de la relación que mantenemos con Dios. La presencia de Dios es la razón de esta alegría y no hay nada que se le compare.

Por otro lado está esa ansia fundamental de todo ser humano que se conoce con el nombre de justicia. El saber que Dios, la fuente de la justicia, nos conoce y nos trata como hijos suyos, es motivo de regocijo. Es saber que formamos parte del equipo ganador, de quienes hacen las cosas bien, como debe ser.

Saber que todo lo podemos, que formamos parte del plan de Dios, que somos creaturas especiales, que tenemos una capacidad especial para enfrentar las vicisitudes de la vida, que estamos especialmente protegidos y que Dios vive en nuestro corazón, todo esto es la base de nuestra dicha.



La dicha del defensor
septiembre 1, 2008, 7:30 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Dichoso el que piensa en el débil;
el Señor lo librará en el día de la desgracia. 
El Señor lo protegerá y lo mantendrá con vida;
lo hará dichoso en la tierra
y no lo entregará al capricho de sus adversarios.
Salmos 41:1-2

¿Cuándo fue la última vez que saliste a defender al débil y desamparado? Para los hijos de Dios esto no es una opción sino un mandamiento y todos sabemos que a Dios le agrada la obediencia. Esto quizá no signifique que vamos a dejar a un lado todas nuestras responsabilidades para convertirnos en una especie de Robin Hood o cualquier otro tipo de héroe de tira cómica. Lo que sí quiere decir es que si nos enteramos de una situación donde alguien débil está siendo abusado por alguien más poderoso debemos denunciar e intervenir para corregir esa injusticia.

La recompensa para quien así actúa está claramente descrita en la palabra de hoy: vida, protección, dicha y  defensa de parte de Dios, lo cual no nos puede ser arrebatado.

He aquí otro de los fundamentos de la dicha del hijo de Dios.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.



El perdonado dichoso
agosto 29, 2008, 8:30 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Dichoso aquel
a quien se le perdonan sus transgresiones,
a quien se le borran sus pecados. 
Dichoso aquel
a quien el Señor no toma en cuenta su maldad
y en cuyo espíritu no hay engaño.
Salmos 32:1-2

He aquí uno de los más importantes fundamentos de la dicha del hijo de Dios, el haber recibido el perdón.

Dado que el pecado es lo que nos separa de Dios, el haber recibido el perdón por esos pecados es lo que ahora nos permite estar en relación con él. Sin una relación con Dios no puede haber dicha por lo que el perdón de nuestras faltas es fundamental para lograr este bendecido estado.

Cabe destacar igualmente que la palabra es enfática en señalar que los pecados son borrados por lo que nunca más podrán ser usados en contra nuestra ni debemos sentirnos culpables por algo que ya fue perdonado y totalmente expurgado de nuestra hoja de vida.

Existe, sin embargo, un ser espiritual que tiene por costumbre y oficio el estar recordándonos estas pasadas fallas con el fin de hacernos sentir culpables y erosionar nuestra confianza en el perdón de Dios. En estas circunstancias, a ese despreciable ser sólo se le puede incapacitar recordándole su futuro no muy lejano que es el lago de fuego.

No permitas que te roben tu dicha. Puedes ser dichoso porque has sido perdonado.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.



Los justos dichosos
agosto 21, 2008, 7:42 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , ,

Dichosos los que practican la justicia
y hacen siempre lo que es justo.
Salmos 106:3

Justicia, según el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia es una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece. El concepto implica la ausencia de preferencias o discriminación. Es, en realidad, una virtud poco común.

El problema para las seres humanos es que aunque la deseemos con pasión, nuestros intereses personales prevalecen y nos impiden practicar una verdadera justicia. Nuestra naturaleza imperfecta se interpone e impide la correcta aplicación de la justicia en nuestras vidas.

Ante tal frustración y conflicto existencial el alma solo puede resolver la situación buscando al autor de la justicia y dejándose guiar por el Espíritu de Dios. Al resolverse el conflicto queda la satisfaccion y la dicha de haber actuado correctamente. Sin justicia no hay dicha, sin Dios no hay justicia.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.



Refugio para dichosos
agosto 21, 2008, 2:09 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , ,

Sirvan al Señor con temor;
con temblor ríndanle alabanza. 
Bésenle los pies, no sea que se enoje
y sean ustedes destruidos en el camino,
pues su ira se inflama de repente.
¡Dichosos los que en él buscan refugio!
Salmos 2:11-12

La tormenta tropical Fay continua desatando su furia sobre varias comunidades del estado de la Florida en los Estados Unidos de Norteamérica. En algunos sectores ha llovido torrencialmente y extensas areas se hayan hoy bajo las aguas. Gente que construyó su vivienda en zonas relativamente seguras miran hoy con sorpresa como la inundación los ha obligado a buscar refugio en un sitio más alto y seguro.

La dicha del hijo de Dios está en saber que cuando coloca a Dios como su refugio, su seguridad está garantizada y puede estar tranquilo porque nunca será sorprendido. Su alto refugio nunca será alcanzado por las destructoras aguas y sus pies siempre pisarán terreno firme.

Es muy posible que hasta ahora te hayas apoyado exclusivamente en tus propias habilidades o conocimientos y que no hayas acudido a Dios para establecer tu refugio. ¿No crees que es hora de intentar algo diferente? ¡Experimenta la dicha de haber buscado refugio en Dios! 

 

Nueva Versión Internacional
International Bible Society.
Copyright © 1999