Dichosos…


El camino de los dichosos
agosto 23, 2008, 6:11 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Dichosos los que van por caminos perfectos,
los que andan conforme a la ley del Señor. 
Dichosos los que guardan sus estatutos
y de todo corazón lo buscan.
Salmos 119:1-2

He aquí más información acerca de las claves de la dicha. No es una coincidencia que el capítulo más largo de toda la Biblia comience explicando quienes son las personas dichosas. Sí, el mismo capítulo que exalta de mil maneras la palabra de Dios se inicia con dos bienaventuranzas. (En algunas versiones de la Biblia la palabra original en griego de dichoso “makarios” se traduce como bienaventurado)

La primera se refiere a quienes transitan caminos perfectos conforme a la ley de Dios. La segunda bienaventuranza nos habla de quienes buscan de todo corazón a Dios y guardan sus estatutos. Todas estas cosas forman parte y son parte de la clave de ser un persona dichosa.

Andar por el camino perfecto es seguir los pasos de Jesucristo. Es vivir la vida de acuerdo a sus enseñanzas y siempre buscar su aprobación en todo lo que decimos y hacemos. Para esto se requiere someternos a la dirección de Dios. Buscar a Dios de todo corazón nos habla de sinceridad y honestidad en nuestras vidas delante de Dios y los hombres. Para esto se requiere un corazón limpio, regenerado por el perdón obtenido mediante la obra de Cristo en la cruz del Calvario.

En otras palabras, para ser dichoso se requiere haber recibido a Jesucristo como Salvador y Señor de nuestra vida. Para mayor información ver aquí: http://palabradevida.wordpress.com/oracion-de-fe/

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.

 



Los hijos dichosos
agosto 20, 2008, 12:00 am
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Justo es quien lleva una vida sin tacha;
¡dichosos los hijos que sigan su ejemplo!
Proverbios 20:7

Que dicha para los hijos contar con un padre justo y sin tacha. Él es motivo de orgullo para ellos y también garantía y seguridad que siempre serán tratados con justicia y equidad. Sus hijos están motivados a seguir su ejemplo y a convertirse en ciudadanos de primera, responsables y ejemplares, como su padre.

Esa justicia, sin embargo, no la obtiene el padre por sus propios medios sino que la recibe de aquel que se la ganó viviendo una vida absolutamente libre de pecado y de fallas. El que sigue a Jesucristo lleva sobre si la justicia que Cristo obtuvo en la cruz del Calvario.

Acércate al Señor Jesús y podrás recibir tú también esa justicia perfecta y serás ejemplo digno a seguir para tus hijos.

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.