Dichosos…


La dicha de la corrección
octubre 4, 2008, 10:49 am
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Dichoso aquel a quien tú, Señor, corriges;
aquel a quien instruyes en tu ley, 
para que enfrente tranquilo los días de aflicción
mientras al impío se le cava una fosa.
Salmos 94:12-13

Otro de los secretos de la dicha del cristiano es que éste se halla bajo la corrección de Dios. El Padre instruye a sus hijos con sabiduría en la manera como deben comportarse para honrar con su ejemplo a su Padre celestial. El cristiano se porta bien para agradar a Dios y no para ganar salvación. Ya el asunto de la salvación fue solucionado por Jesucristo mediante su muerte redentora. A esta obra de salvación no hace falta agregarle más por cuanto es completa, suficiente y definitiva.

Si queremos agradar a Dios debemos mantenernos en el camino de justicia. Si nos desviamos, la amorosa mano de Dios nos corregirá para encauzarnos de nuevo en la senda correcta. El resultado es nuestra santificación y crecimiento espiritual. Como bono recibimos la tranquilidad y la paz en medio de la tormenta y la aflicción. Este beneficio no lo pueden disfrutar los impíos quienes bajan al sepulcro sin esperanza.

Deléitate cuando estés bajo la corrección de Dios.

 

Nueva Versión Internacional (NVI) Copyright © 1999 by International Bible Society.
Anuncios


El camino de los dichosos
agosto 23, 2008, 6:11 pm
Filed under: Reflexiones | Etiquetas: , , , , , ,

Dichosos los que van por caminos perfectos,
los que andan conforme a la ley del Señor. 
Dichosos los que guardan sus estatutos
y de todo corazón lo buscan.
Salmos 119:1-2

He aquí más información acerca de las claves de la dicha. No es una coincidencia que el capítulo más largo de toda la Biblia comience explicando quienes son las personas dichosas. Sí, el mismo capítulo que exalta de mil maneras la palabra de Dios se inicia con dos bienaventuranzas. (En algunas versiones de la Biblia la palabra original en griego de dichoso “makarios” se traduce como bienaventurado)

La primera se refiere a quienes transitan caminos perfectos conforme a la ley de Dios. La segunda bienaventuranza nos habla de quienes buscan de todo corazón a Dios y guardan sus estatutos. Todas estas cosas forman parte y son parte de la clave de ser un persona dichosa.

Andar por el camino perfecto es seguir los pasos de Jesucristo. Es vivir la vida de acuerdo a sus enseñanzas y siempre buscar su aprobación en todo lo que decimos y hacemos. Para esto se requiere someternos a la dirección de Dios. Buscar a Dios de todo corazón nos habla de sinceridad y honestidad en nuestras vidas delante de Dios y los hombres. Para esto se requiere un corazón limpio, regenerado por el perdón obtenido mediante la obra de Cristo en la cruz del Calvario.

En otras palabras, para ser dichoso se requiere haber recibido a Jesucristo como Salvador y Señor de nuestra vida. Para mayor información ver aquí: http://palabradevida.wordpress.com/oracion-de-fe/

 

Nueva Versión Internacional (NVI)

Copyright © 1999 by International Bible Society.